www.formosaeste.com.ar

www.formosaeste.com.ar -

CASO ARACELI: TODO LLEVA A UN PSICÓPATA

madre

 

 

 

 

 

El cuerpo sin vida de la joven desaparecida el 30 de septiembre fue encontrado en un baldío, en La Matanza; al ex prefecto Walter Vinader, acusado por el crimen, se lo investiga por otros dos asesinatos.

“Por el patrón de conducta y la metodología aplicada para matar, se podría decir que estamos ante la presencia de un asesino serial. Se deberá confirmar si fue el responsable de más de los tres asesinatos que se le imputan.”

 

Así describió un importante funcionario policial a Walter Vinader , el ex integrante de la Prefectura acusado de secuestrar y asesinar a Araceli Ramos, de 19 años, cuyo cadáver fue hallado en la madrugada de ayer en un terreno baldío de Crovara y General Paz, en La Matanza.

 

La joven fue estrangulada y su cuerpo estaba en un bolsón negro, maniatado con alambres.

 

Además del homicidio de la joven estudiante desaparecida el 30 de septiembre cuando fue a una entrevista laboral en Caseros, la Justicia investiga a Vinader por el asesinato de Aída

Amoroso, de 84 años (dueña de la vivienda a la que Araceli fue citada por el supuesto trabajo) y por el crimen de Verónica Fernández, cuyo cadáver apareció el año pasado en la costa de Vicente López.

 

La Justicia formó un equipos de fiscales para determinar si hubo más casos como los de Araceli y si Vinader fue el asesino.

“Existen muchas pruebas que vincularían al sospechoso con el homicidio de la joven estudiante y con la desaparición de Amoroso. Teniendo en cuenta el perfil del sospechoso, se comenzó a trabajar para establecer si este imputado fue el responsable de otras muertes como las de Araceli”, explicó uno de los responsables de la pesquisa.

 

Para determinar si Vinader fue el autor de otros casos similares al de Araceli, la Justicia de San Martín designó un equipo de fiscales formado Héctor Scebba, Edgardo Ledesma y Gustavo Carracedo, que colaborarán con Enrique Velazco Cerviño.

 

El cuerpo de Araceli fue encontrado ayer, minutos después de las 3.30, en un predio situado en el cruce de General Paz y Crovara. Los policías llegaron hasta allí a partir del dato aportado por un remisero, que aseguró que el 2 de octubre pasado llevó a Vinader hasta ese lugar.

 

Según fuentes de la investigación, el remisero afirmó que el sospechoso le explicó que llevaba restos de materiales que utiliza en su trabajo como instalador de antenas. El testigo aseguró que lo trasladó hasta ese predio y lo dejó con un bolso negro.

 

No fue casual que el ex prefecto. con supuestos vínculos con una organización dedicada a la trata de personas, eligiera ese terreno para abandonar el cuerpo de Araceli. Su casa está a 23 cuadras del predio.

 

Según establecieron los investigadores, el 2 de octubre pasado Vinader llamó a la remisería situada en Lisandro de la Torre y Directorio, y pidió que le enviaran un automóvil. El hecho no pasó inadvertido para el empleado que atendió la llamada porque habitualmente el imputado tomaba el remise en la puerta del local y pedía que lo llevaran hasta Caseros o Pompeya.

 

Ese día, el conductor de un Peugeot 505 bordó fue a la casa de Vinader, en Cañada de Gómez al 2200, y lo vio salir con un enorme bolso negro al que cargaba con sus dos brazos. El testigo recordó que lo llevó hasta el predio de General Paz y Crovara, dejó al sospechoso con su pesado bolso y se marchó.

 

Hasta ese terreno, donde funcionaba una fábrica de jabón, llegó en las primeras horas de ayer un grupo de policías bonaerenses con perros. Veinte minutos después de comenzar el rastrillaje encontraron el bolso con el cadáver de Araceli en su interior. El cuerpo estaba en posición fetal y con las manos atadas.

 

Al mediodía los forenses que realizaron la autopsia concluyeron que la joven había sido estrangulada y golpeada en la cara y en la espalda. Debido al deterioro del cuerpo, los médicos no pudieron determinar si también resultó víctima de un ataque sexual, por lo que decidieron realizar estudios complementarios.

 

Los forenses sostuvieron que fue asesinada entre 7 y 10 días antes del hallazgo del cuerpo. Esto significa que habría estado cautiva entre 24 y 48 horas y que habría sido asesinada entre el 1° y el 2 de octubre pasados, lo que coincidiría con la fecha aportada por el remisero.

 

La supuesta vinculación de Vinader con el secuestro y homicidio de Araceli estaría probada por las casi 20 llamadas telefónicas que hubo entre el acusado y la víctima antes del 30 de septiembre pasado; por la foto de Araceli que el imputado obtuvo de Facebook, que guardó en su computadora y que luego intentó borrar, y por un video en el que habría grabado a la joven con celular.

 

Según fuentes de la investigación, este video fue aportado a la policía por el dueño de la empresa en la que Vinader trabajaba como instalador de antenas. Anteayer, el hombre dejó en la Dirección de Investigaciones de San Martín un bolso que el acusado guardaba en su empresa.

 

Allí, los policías encontraron la memoria de un teléfono celular. Uno de los archivos correspondía a un video en el que se veía a Araceli, bajo los efectos de un tranquilizante, afirmar que tres policías y la ex mujer de Vinader eran los responsables del homicidio de la mujer cuyo cuerpo había sido hallado en noviembre pasado en Vicente López.

 

Según fuentes de la investigación, ese video fue grabado el 30 de septiembre en la casa de Puán al 2700, de Caseros. Esta presunción se fundó en que en el fondo de una imagen se advierte un mueble igual que estaba en esa vivienda.

 

Los investigadores creen que el cabo pudo haber obligado a la joven a dar datos falsos en ese video para desviar la pesquisa.

 

En uno de los últimos allanamientos de ayer los investigadores revisaron un departamento de la zona de Tribunales que estaría vinculado con el imputado y en el que encontraron un documento y un teléfono de Fernández. Además de seguir con la búsqueda de Aída, los policías allanaron la casa de Vinader, en Cañada de Gómez al 2200, en Mataderos, con el objetivo de establecer si esa vivienda fue la escena del homicidio de Araceli. Hasta anoche no se logró establecer cómo fue que el imputado, que no tenía automóvil, trasladó a la joven desde Caseros hasta Mataderos.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*