CRISTIANO PARA RATO

 

 

El Real Madrid y el futbolista son conscientes de que el binomio que forman es ideal para ambos. CR ha rectificado su órdago de Kiev, algo que el club agradece y facilitará el acuerdo.

Si siempre es complicado tomar la decisión de salir del Real Madrid, mucho más cuando te llamas Cristiano Ronaldo. Ser Balón de Oro y tener todavía varios años a gran nivel físico por delante hace que los destinos a los que puedes emigrar se reduzcan al mínimo. Se pueden contar con menos de los dedos de la mano si lo que se quiere es un aumento de sueldo sin perder la capacidad de engordar también con títulos de prestigio el currículum.

Cristiano desea que el club cumpla la promesa de revisión de contrato que le hizo un año atrás, pero él y su entorno son conscientes de que fuera del conjunto blanco quizá los títulos de Champions no caigan con tanta regularidad. Ingresar más que Messi y Neymar puede resultar hasta sencillo para un futbolista como él, pero unir a eso el ganar siempre es mucho más complicado. Por ello, ni el club ni los asesores de Ronaldo esperan que la situación llegue a un punto extremo. En ningún caso el portugués va a forzar su salida de mala manera ni el presidente le va a abrir la puerta a la espera de una oferta como si fuera un futbolista más.

Se trata de uno de los mejores jugadores que han pasado por el Real Madrid, sólo Di Stéfano se le puede comparar en cuanto a impacto, y ya le ha dicho Sergio Ramos que «en ningún sitio va a estar mejor que aquí». Hay equipos grandes, pero no tanto como el Madrid, y el «fair play» financiero reduce más las alternativas. Quizá el PSG sería el único destino posible para CR7, por poderío económico y proyecto deportivo. Los franceses quieren la Champions (con Neymar han fallado en la primera temporada) y Cristiano siempre ha sido su mayor objeto de deseo. El problema es que, a día de hoy, éste sería un paso atrás para el internacional luso, que ha ganado cinco «orejonas», cuatro con el Real Madrid, y en otro lado estaría un pasito más lejos de repetir.

Aunque suene a eslogan, no lo es: Cristiano está hecho para jugar en el Madrid y este equipo se creó para que futbolistas como él lo lideraran. Ha sido la pieza clave en los últimos tres títulos, pero también saben en el entorno de CR7 que estar en una plantilla tan poderosa le ha permitido seguir en el camino hacia el triunfo incluso cuando no ha tenido su día. En las últimas semifinales no encontró puerta y fueron otros compañeros, por ejemplo Benzema, los que sacaron las castañas del fuego. Y en la final, donde no consiguió marcar, apareció Bale para rendir al Liverpool.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code