EN PLENO CENTRO Y A PUNTA DE CUCHILLO, UN HOMBRE INGRESÓ A UN LOCAL Y ROBÓ DINERO

badia

 

 

 

 

 

 

 

Cerca del mediodía, en pleno centro,  un local comercial que vende productos de cueros ubicados en la esquina de Moreno y España, sufrió un violento robo, cuando un hombre de aproximadamente unos 50 años ingresó al negocio, la amenazó con cuchillo y la dejó atada de pies y manos, luego se retiró con la recaudación del día.

“Fue una sorpresa porque el local es vidriado, el hecho ocurrió cerca de las 11.50 en un horario donde hay mucho movimiento y aun así una persona entró muy violenta, amenazó  a la mujer que estaba atendiendo el negocio en ese momento con un cuchillo y luego la ató. Estamos muy sorprendidos porque esto no pasaba en Formosa, menos en una esquina tan transitada en ese horario, además siempre hay presencia policial en la cuadra”, relató la dueña del local.

 

Seguidamente contó que la chica que en esos momentos estaba atendiendo el local quedó muy asustada después del hecho, “si bien no la golpearon, vivió una situación muy violenta, porque el hombre le apoyó con mucha fuerza el cuchillo en el cuello y la ató con dos cinturones de cuero los pies y las manos, se encontraba en shock y le dimos una semana para que pueda descansar, porque tenemos que seguir trabajando, pero ahora cambiando la postura”.

 

“Esta persona ingresó al comercio con una gorra, por eso en la cámara de seguridad que nosotros tenemos no se puede diferenciar la cara de la persona, pero si hay otras cámaras en la cuadra para detectar quien fue el delincuente”, sostuvo.

 

A su vez, indicó que “fue un asombro que haya sucedido algo así en ese lugar, porque es una vidriera muy paronímica. Ahora estamos viendo con los locales de la cuadra de qué manera nos podemos cuidar, para poder seguir trabajando”.

 

“El hombre actuó muy rápido porque tuvo que recorrer 6 metros y la llevó de manera violenta hacia atrás”, agregó.

 

Además la dueña del negocio contó que “el hombre la amenazó diciéndole que conocía a su familia, y ella le pedía por favor que no le hiciera daño porque tenía dos hijos. Fue una persona muy violenta, y según contó era mayor de unos 50 años”.

 

“Creemos que pudo haber sido una persona de otro lado, porque no se hubiera arriesgado conociendo el movimiento que hay siempre en la zona. Estamos hace muchos años acá y nunca nos pasó”, dijo.

 

“Ahora con esto estamos tomando todas las medidas de precaución, agregamos cámaras y una seguridad en la puerta, que nadie quiere trabajar así pero no nos queda otra manera”, expresó la propietaria del local.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code