CONSTITUCION VIOLADA Y OPOSICIÓN DESDIBUJADA

beto

 

 

 

 

 

 

 

Beto Aranda

Gildo Insfrán hoy goza de la suma del poder público y político. Hace lo que se le antoja y nadie le dice nada.

El ex diputado convencional constituyente y ex diputado provincial por la Unión Cívica Radical Dr. Roberto Benito “Beto” Aranda, cuestionó con dureza “las sistemáticas e impunes violaciones de la constitución provincial que son permanentemente perpetradas por el gobernador de la provincia, sin que nadie, de ningún sector se anime a decirle algo o cuestionar nada”.

“Gildo Insfrán hoy goza del ejercicio de “la suma del poder público” en sus manos, y de la suma del poder político” que las ejerce sin que haya voces disonantes en todo el escenario político, gremial o social, con honrosa excepción de las valientes y criticas opiniones en las redes sociales”, aseguró el prestigiosos político y floclorologo.

LA CONSTITUCIÓN OBLIGA A LLAMAR A ELECCIONES PARA ELEGIR EL VICE GOBERNADOR

“Que la Constitución provincial sea violada reiterada, descarada y sistemáticamente en Formosa ya no parece novedad, por el contrario, se reafirma constantemente lo que padecemos desde la cotidianeidad de nuestra existencia, hasta lo más trascendente de la institucionalidad como acaba “Pero lo más curioso -o nó- es que todo sigue igual para los dirigentes y para el común de la gente pasa casi desapercibidamente, lo que en última instancia no sería tan grave. Pero inquieta y preocupa el silencio de muchos, aunque tampoco es de extrañarse demasiado en relación a los sectores sociales, políticos, económicos y culturales afines a la perpetuidad en los cargos públicos, sean éstos por convicción personal o por otras cuestiones o conveniencias, también personales obviamente”, disparó el ex legislador radical .

“Sin embargo el punto de referencia parece ser la oposición, donde en principio se fijan las miradas y la sensación no cambia, para arribar a la consabida conclusión de siempre: en Formosa se hace lo que el mandamás dice y la Constitución dice lo que él quiere que diga y punto. Eso se hace sin discusión ni terceras interpretaciones”, cuestionó Beto Aranda.

DEGRADACIÓN INTITUCIONAL Y PERPETUIDAD, CON COMPLICIDAD

 

“De ese modo asistimos, una vez más, a una degradación institucional bajo el silencio de todos y es como que la Constitución no cuenta porque más allá de su existencia existe un poder superior que decide por todos”, se quejó.

“Sabido es que casi siempre la dirigencia política en general ejerce una valoración política de todas las cosas, más allá de lo estrictamente jurídico o legal, que como en este caso, no se corresponde con lo que debería ser el único interés general en un estado de derecho; es decir el cumplimiento de las normas constitucionales”, recalcó.

 

“Pero Formosa es Formosa, producto de la última reforma constitucional con la gestación del Instituto de la reelección indefinida en los cargos públicos, donde se han desempolvado viejos y nuevos libros de Derecho Constitucional y Político para reafirmar y repetir hasta el cansancio su inconveniencia democrática sostenida y verificada por eminentes tratadistas de todas las latitudes”, afirmó Aranda.

NO CONVOCAN PORQUE A INSFRAN NO LE CONVIENE

“Pero lo cierto es que desde el oficialismo gobernante la convocatoria a elecciones para elegir un Vicegobernador como manda la constitución, le resulta políticamente inconveniente conforme a su propia realidad interna, valoración mediante, mientras que para la oposición debilitada probablemente también le resulte del mismo modo contrariarlo o asistir a una elección general conforme a su valoración política. Y, una vez más se consuma la grosera violación constitucional por intereses políticos ajenos al estado de derecho y parece ser que ya no queda margen para el asombro por una mayor degradación institucional”, remarcó el abogado Radical.

 

“La continuidad de las violaciones constitucionales sistemática y desde aquel recordado artículo 129 de 1999 con la detención del entonces presidente del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, la clausura de la Legislatura y la posterior reforma constitucional, parece haber marcado a fuego y para siempre el derrotero institucional formoseño y no nos habíamos equivocado ni exagerado cuando sosteníamos que comenzábamos a vivir un neofeudalismo con apariencia democrática en Formosa”, concluyó Roberto Benito “Beto” Aranda.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code