COLUMNA. A PESAR DE TODO LO SUCEDIDO, EL MERCADITO PARAGUAYO SIGUE SIENDO TIERRA DE NADIE /POR ANTONIO “TYNTU” RUIZ/ PARA DIARIO EXPRES

mercadito

 

 

 

 

 

Todos los que vivimos en la ciudad de Formosa sabemos muy bien cómo se manejan los comercios de la zona que están entre la calles Belgrano, San Martin entre la Hipólito Irigoyen y Brandsen, comúnmente llamado “el mercadito paraguayo”, dejando de lado toda ordenanza y leyes comerciales.

La semana pasada nuevamente fue noticia el mercadito paraguayo por el incendio voraz que consumió una veintena de puestos que estaban por la calle San Martín y Brandsen, sino fuese por el actuar excelente del cuerpo de bombero de la policía, el fuego iba consumir toda la cuadra.

¿Por qué nadie puede entrar a ordenar esa zona? Esa pregunta se hacen siempre todos los comerciantes que están en regla, que ven como esa parte de la ciudad no respeta las ordenanzas municipales, las reglas que imponen los diferentes organismos de control del Estado para hacer cumplir a todos los comercios.

Tal parece que esa zona tiene sus propias reglas, leyes y ordenanzas, porque nadie respeta nada, ni si quiera los espacios de las veredas para poder circular normalmente como en otras partes de la ciudad, ni hablar de la famosa legislación que regula las medidas de las marquesinas de los negocios, solo en ese lugar toda ley no sirve.

Pero eso de respetar las ordenanzas y leyes, no es lo único, porque todos sabemos muy bien que cada fin de año esa parte de la ciudad, se convierte en el centro de ventas de pirotecnia más grande de la ciudad, con el peligro que esto implica por el desorden del lugar.

Las veces que los organismos ingresaron a querer ordenar mínimamente, siempre se armó tal lio que los que se encargaban de realizar los controles, tuvieron que salir corriendo del lugar, a pesar de todos los inconvenientes pudieron sacar de circulación mucha pirotecnia que estaba almacenada en un lugar que no era el adecuado, con todo el peligro que eso implica si esos productos explosivos, con el calor y sin la mínima seguridad.

La semana pasada recibimos una advertencia con el terrible incendio del lunes a la madrugada, pero  eso no fue lo único, no pasaron dos días de ese lamentable hecho, y el miércoles al medio día un principio de incendio volvió alterar esa zona, esta vez controlado por algunos puesteros que actuaron rápidamente, para evitar que comience un incendio que podía ser de igual características al anterior.

Si los comerciantes del lugar no ceden un poco para ordenar la zona vamos camino a una tragedia, que el Estado Provincial, Nacional y Municipal no deben dejar que suceda para después actuar, las medidas se deben tomar antes de que sea muy tarde,

Por último, nadie está en contra de que los comerciantes del mercadito paraguayo trabajen, solo se les pide que estén en reglas como todos los comerciantes de la ciudad, que se ordene la zona, para una mejor circulación, de los clientes, que se termine con las mafias de sub alquilar la vereda así todos podamos convivir en paz y armonía.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code